ovulo-espermatozoide-fecundacao-1217-1400x800.jpg

AZOOSPERMIA

La azoospermia se caracteriza por la ausencia total de espermatozoides en el semen. Se estima que entre el 1% y el 2% de la población masculina ha sido diagnosticada con la enfermedad.
En la mayoría de los casos, la azoospermia se produce por una obstrucción en los conductos deferentes, responsables de transportar los espermatozoides desde el epidídimo (donde los gametos maduran y ganan movimiento) hasta la uretra, el canal por donde pasa el semen. Debido a esto, el semen eyaculado durante la estimulación sexual no transporta espermatozoides.
Es una de las principales causas de infertilidad masculina, y aproximadamente el 20% de los hombres infértiles la padecen. Comprenda más sobre la azoospermia y cómo afecta el potencial fértil del hombre.

 

¿CUÁLES SON LOS TIPOS DE AZOOSPERMIA?

Hay dos tipos de azoospermia: excretora (obstructiva) y secretora (no obstructiva). Consulta las características de cada grupo a continuación:

Azoospermia secretora (no obstructiva)

La azoospermia no obstructiva es el resultado de procesos que hacen que los testículos no produzcan espermatozoides. Esta falla testicular puede, debido a procesos intrínsecos, conducir a cambios hormonales, especialmente en la hormona FSH; o incluso cuando hay cambios en los testículos debido a factores externos.

Azoospermia excretora (obstructiva)

En este caso, se producen procesos obstructivos en los conductos deferentes que impiden la salida del semen. El paciente tiene una adecuada producción de espermatozoides (evidenciada por biopsia testicular), pero no llegan al semen por obstrucción del tracto seminal.

 

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DE LA AZOOSPERMIA?

Las principales causas de  azoospermia  son:

Secretoria (no obstructiva)

  • Cambios endocrinos;

  • Criptorquidia, cuando uno o ambos testículos no descienden al escroto;

  • Radioterapia y quimioterapia, realizadas en el tratamiento del cáncer;

  • Síndrome de Klinefelter, síndrome de orientación genética;

  • Microdeleción del cromosoma Y;

  • Infecciones testiculares (p. Ej., Paperas);

  • Trauma, que puede ser causado por accidentes o lesiones en la región.

  • Hábitos nocivos para la salud, como fumar y el consumo excesivo de bebidas alcohólicas y marihuana.

Excretora (obstructiva)

  • Agenesia de los conductos deferentes y / o vesículas seminales;

  • Obstrucción del conducto eyaculatorio;

  • Eyaculación retrógrada;

  • Infecciones urogenitales, que pueden obstruir los canales conductores del semen;

  • Cirugía escrotal, inguinal o pélvica (herniorrafia inguinal, vasectomía).

Es importante señalar que, en algunos casos, el origen de  azoospermia  es idiopático, es decir, sin causa conocida. Por tanto, el seguimiento periódico con un médico especialista en andrología es fundamental para realizar un diagnóstico precoz.

 

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DE LA AZOOSPERMIA?

A diferencia de otros trastornos masculinos,  azoospermia  no presenta síntomas específicos que ayuden a alertar al paciente.

En general, la principal indicación de que el paciente puede tener la afección es la infertilidad conyugal. La infertilidad necesita una investigación experta para determinar si la dificultad para quedar embarazada proviene de factores femeninos, masculinos o de ambos.

 

¿CÓMO SE REALIZA EL DIAGNÓSTICO?

El examen físico es el primer método utilizado para diagnosticar la afección, especialmente cuando los testículos del paciente están atrofiados o encogidos. El médico andrólogo, para complementar la investigación, podrá solicitar un espermograma.

Según el resultado del espermograma, el médico podrá solicitar, para confirmar su diagnóstico, una evaluación histológica de los testículos del paciente. Si hay ausencia de espermatogénesis en diferentes estadios, el diagnóstico de  azoospermia.

 

CUALES SON LOS  TRATAMIENTOS DE AZOOSPERMIA?

El tratamiento elegido por el andrólogo dependerá de cada caso, respetando la historia clínica y la salud general del paciente. Vea más detalles a continuación:

Tratamiento de la azoospermia excretora (obstructiva)

En este caso, el tratamiento indicado por el andrólogo tendrá como objetivo despejar el tracto seminal mediante cirugía especializada. La técnica quirúrgica se elige según el diagnóstico del paciente.

Tratamiento de la azoospermia secretora (no obstructiva)

El tratamiento de este tipo de  azoospermia  está directamente relacionado con las causas de la afección, y el médico debe diagnosticar al paciente y tratarlo de acuerdo con la enfermedad.

En los casos en que dichos métodos no sean aplicables, el tratamiento consiste en recuperar los espermatozoides en los testículos mediante cirugía, utilizando un microscopio, con el fin de recuperar los espermatozoides preservando la integridad y función de los testículos. Para ello, el andrólogo debe utilizar el método microquirúrgico de obtención de espermatozoides mediante biopsia testicular (micro TESE).

Reconstrucción microquirúrgica

Este procedimiento ayuda al paciente diagnosticado con azoospermia (ausencia de esperma) a superar la infertilidad marital. Es una cirugía indicada cuando la afección no fue provocada por una vasectomía, es decir, cuando la obstrucción de los conductos deferentes tiene otras causas distintas a la vasectomía.

La técnica quirúrgica también está indicada para casos de  azoospermia  causada por anomalías congénitas o como consecuencia de una cirugía de hernia inguinal realizada en la infancia.

 

LOS  azoospermia  es un diagnóstico que puede generar varias dudas al paciente, sin embargo, con la orientación correcta es posible obtener un tratamiento eficiente y de calidad. Si desea aclarar más información sobre el tema, comuníquese con nosotros y programe una cita con nosotros.